miércoles, 24 de febrero de 2016

#MiniCrítica: 'ExMachina' por Cinema24

El diseño de una máquina con intelecto propio es un tema que ha sido explorado más de una vez en el cine. Todo tipo de robots han desfilado por la pantalla grande, exponiendo lo riesgoso que sería para la humanidad la creación de la llamada ´inteligencia artificial´.

En esta ocasión Alex Garland, guionista y colaborador de Danny Boyle en “28 Days Later” (2002), debuta en la dirección y firma el guión de una película que no te puedes perder si eres amante de la SciFi. “Ex Machina”, une a tres personajes interesantísimos en un escenario imponente, tecnológico y claustrofóbico.

Con pocos elementos, Garland construye una historia profunda, en la que plantea reflexiones sobre la naturaleza humana y claro está, sobre la esencia de una máquina capaz de ser encantadora y al mismo tiempo cruel. Así conocemos a Caleb, un joven prodigio de la informática seleccionado para pasar una semana junto al dueño de la compañía en la que trabaja, y que pronto descubrirá que su tarea es calificar la inteligencia de un robot con forma de mujer.

Un trío protagónico con un Oscar Isaac (Nathan) enorme, con una personalidad compleja que va del egocentrismo a la autodestrucción; una Alicia Vikander (Ava) que seduce desde su primera aparición en cámara y un Domhnall Gleeson (Caleb) que da para personajes de todo tipo. Si no nos creen revisen su filmografía y verán que en el 2015 participó también en: “The Revenant”, “Brooklyn” y “Star Wars: Episodio VII”.

Al más puro estilo del thriller psicológico, “Ex Machina” mezcla el misterio y la tensión durante todo su metraje, poniendo al espectador a sospechar de todo y de todos.

Nominada a 2 premios Óscar: Mejor guión original y Mejores efectos visuales

Lo mejor: Se trata de una historia robusta, con personajes cautivadores y muy bien logrados. La delicadeza de los efectos visuales es tal que terminas por pensar que estás viendo un robot real
Lo peor: Nada
Calificación: 9/10 



Por Carolina Figueras Pinto | Cinema24



¡Comparte!