viernes, 10 de octubre de 2014

El peor director de cine de todos los tiempos...

Hay cosas que son tan malas, que pasan a ser únicas y en cierta manera geniales, de lo malas que son...

Ed Wood es considerado el peor director de cine de todos los tiempos y, curiosamente por ello, ha sido inmortalizado como un director de culto para muchos.

Wood nació en Nueva York, el 10 de octubre de 1924, y se desempeñó como director, productor, guionista, editor y actor de cine. Gracias a la dirección desastrosa de películas como Glen o Glenda y Plan 9 del espacio exterior, ganó el vergonzoso título con el que pasaría a la historia.

Ed se interesó desde muy pequeño por el cine, especialmente por las películas de terror y del oeste. A los 11 años de edad sus padres le regalaron una cámara de cine, lo cual inició su pasión por la industria cinematográfica.

Tras servir en la Segunda Guerra Mundial (donde años después confesó haber combatido vistiendo ropa interior de mujer), se estableció en Hollywood en 1948, lugar en el que empezó a actuar en obras de teatro a la vez que intentaba encontrar productores dispuestos a financiar sus proyectos.

Tras varios intentos fallidos, finalmente conoció a Alex Gordon, con quien escribió algunos guiones de bajo nivel y que finalmente le ayudó a conocer a Béla Lugosi, famoso actor de películas de terror durante los años 30, entre cuyos papeles cabe destacar el de Drácula y que, ya en su etapa crepuscular y tras hacerse amigo de Ed, participaría en sus primeras películas.

Glen o Glenda, un docudrama semi-autobiográfico, fue el debut cinematográfico de Ed en 1953 y la única película no producida por el mítico director. En ella se trataba el controvertido tema del travestismo, en una época en la que este tema no estaba muy de actualidad.

Su segunda película, La novia del monstruo (1955), supuso la primera incursión del peculiar director en el género de terror, dando el papel protagonista a Béla Lugosi y secundado por el luchador sueco Tor Johnson.

En 1956 muere Bela Lugosi, hecho que significó un duro golpe para Ed, el cual, tras varias incursiones en la televisión y proyectos de menor categoría, finalmente rueda en 1959 la que por muchos es considerada su peor película (o mejor, según como se mire): Plan 9 del espacio exterior.

Partiendo de las últimas escenas que rodó Lugosi en vida (apenas 5 minutos), Ed escribió el guión en menos de dos semanas y utilizó metraje sobrante en estudios de otras películas. Con un presupuesto inferior a 60.000 dólares, rodó una película con muchos agujeros y fallos de puesta en escena, que difícilmente consiguió un distribuidor y que, no dando beneficios, fue retirada rápidamente de los teatros y salas donde se estrenó.

En 1959 estrenó la película Night of the Ghouls, la secuela de La novia del monstruo. En ella podemos ver de actor a Criswell, el vidente que predijo la muerte de John F. Kennedy. Esta película tiene momentos memorables como cadáveres que son esqueletos de plástico o la aparición de un demonio que es un hombre negro con un salacot. Tras este film se dedicó a realizar películas semipornográficas como Death of a travestite. Estas películas no fueron tan conocidas como las anteriores.

Al momento de su muerte, 10 de diciembre de 1978, había quedado en el olvido, hasta que ese mismo año se publicó un libro, The Golden Turkey Awards, que lo definía como el peor director de cine de todos los tiempos.

En 1994 Tim Burton rodó una película sobre este personaje: Ed Wood, con Johnny Depp como protagonista, donde terminó de inmortalizarlo como el peor de todos los directores de la historia.

¡Comparte!